La cafeína y el ejercicio físico

La cafeína es una de las sustancias más populares que se utilizan como ayuda ergogénica en actividades deportivas


 

Ella se encuentra de manera natural en múltiples alimentos, como el té, el café o las bebidas colas, sin embargo, los deportistas utilizan en mayor medida las pastillas de cafeína como complemento de sus competencias o entrenamiento.

 

La ayuda que la cafeína puede brindar al ejercicio físico radica en su poder estimulante, ya que al actuar sobre el sistema nervioso central incrementa la concentración, así como la reacción ante estímulos, características muy importantes en la mayoría de los deportes.

 

Sobre todo, su poder estimulante radica en la adrenalina que fomenta la liberación de calcio de las células y así, favorece la contracción muscular en todos sus sentidos. Asimismo, incrementa la capacidad sensorial, lo que ayuda a percibir los estímulos con mayor facilidad, reduciendo, por ejemplo, los tiempos de salida, y reacción de cada deportista.

 

Por otro lado, siempre se ha creído que la mayor liberación de adrenalina que induce la cafeína, favorece la utilización de grasas para dar energía durante el esfuerzo y preserva el glucógeno muscular, lo cual es esencial en deportes de larga duración. Si bien los estudios al respecto son controvertidos, si se puede afirmar que la cafeína reduce la percepción de fatiga y por esta razón, también favorece de manera indirecta el rendimiento en las actividades de larga duración.

 

Asimismo, el esfuerzo que el deportista realiza se percibe de manera diferente cuando se ingiere cafeína, ya que, subjetivamente, la intensidad es menor debido al estímulo adicional que ofrece dicha sustancia.

 

Sin embargo, las dosis que suelen utilizar los deportistas, oscilan alrededor de los 200 mg, lo cual se considera elevado, ya que muchas investigaciones afirman que no existe una relación entre la dosis y la respuesta y que, con sólo pequeñas cantidades (1 a 3 mg/kg), ya se pueden percibir sus efectos sobre el desempeño deportivo.

 

Además, debemos tener en cuenta que el consumo de cafeína puede generar efectos diferentes según la persona, la tolerancia gástrica, el tamaño corporal, la actividad que realiza y muchas otras particularidades, por eso, si un individuo no consume habitualmente café u otros alimentos ricos en cafeína, lo ideal es probar la respuesta del organismo ante pequeñas dosis de la sustancia.

 

Puede suceder que el efecto de la cafeína nos perjudique en lugar de ayudarnos, ya que entre sus efectos adversos se encuentran el nerviosismo, las cefaleas, insomnio, mareos u otros, que pueden entorpecer el rendimiento físico y alterar el desempeño del deportista.

 

Por eso, si no duermes bien no rendirás, si sufres de ansiedad constante no podrás moverte y desempeñarte correctamente o, si experimentas malestares o dolores, tampoco podrás rendir como pretendías. Entonces, como siempre debemos recordar, cada individuo es un mundo, y así como la dieta y el entrenamiento deben ser personalizados, las ayudas ergogénicas, los complementos y demás recursos deportivos, también deben serlo para lograr el efecto deseado y evitar posibles perjuicios.

 

 

Por Gabriela Gottau para FitnessOnline.com.ar


 
13.05.2012  |   8:52

La información contenida en este sitio sólo tiene fines educativos e informativos y no intenta reemplazar el consejo o tratamiento médico. Antes de iniciar un programa de salud se debe consultar a un profesional. Leer el articulo completo